39-Books Pdf

39
21 Sep 2020 | 5 views | 0 downloads | 22 Pages | 221.84 KB

Share Pdf : 39

Download and Preview : 39

Report CopyRight/DMCA Form For : 39



Transcription

40 Revista Veredas, complejo nunca podr a caber en la limitada visi n de ofrecer una definici n aunque. s innumerables pistas En el segundo apartado analizo la relaci n entre lo cotidiano y. la historia de donde se desprende una de sus mayores huellas el movimiento cons. tante de lo cotidiano entre las tendencias a la repetici n y la capacidad de transforma. ci n social de lo cotidiano sea que se la llame revoluci n movimiento contestatario. subversi n o crisis Por ltimo abordo otro eje importante del pensamiento de Lefebvre. sobre lo cotidiano como es la cr tica la necesidad de un pensamiento cr tico y pol tico. para hacer emerger toda la capacidad creativa y liberadora de lo cotidiano. Por ltimo es necesario destacar que la preocupaci n por lo cotidiano en Lefebvre. no es un interrogante puntual que lo lleva a escribir una obra en particular Es una. preocupaci n que moviliza su pensamiento a lo largo de casi toda su vida Es el tel n. de fondo de su pensamiento Las obras que tomo en esta ocasi n son las m s relevan. tes sobre el tema los tres vol menes de Cr tica de la vida cotidiana el libro La vida. cotidiana en el mundo moderno y el art culo titulado Introducci n a la psicosociolog a. de la vida cotidiana incluido en una obra que fuera publicada por primera vez en. 1970 y de amplia difusi n como es De lo rural a lo urbano no obstante ya hab a sido. publicado anteriormente en La enciclopedia de psicolog a de Nathan Aunque pueda. parecer que en el conjunto de la obra de Lefebvre stas s lo constituyen una parte es. innegable que los temas aqu tratados vuelven a aparecer en otras de sus obras simul. t neas y posteriores a veces s lo son anunciados en otras obras y desarrollados en. stas en otros casos aqu son tratados parcialmente y ampliados en otras obras Por. ejemplo su obra sobre las representaciones La presencia y la ausencia 1983 como. l mismo se ala es la pieza que faltaba en el segundo volumen de la Cr tica para. explicar por qu ocurre lo que en ese volumen describe De igual forma La produc. ci n del espacio va a abordar el tema de la espacialidad que aparece una y otra vez en. su pensamiento expl cito sobre la vida cotidiana En s ntesis el inter s por la vida. cotidiana atraviesa pr cticamente todo el pensamiento de Lefebvre. El primer volumen de la Cr tica de la vida cotidiana fue escrito en 1945 y se publica. en 1946 aunque en 1958 se publica una segunda edici n aumentada del mismo El. segundo volumen de la Cr tica se publica por primera vez en 1961 mientras que el. tercero y ltimo aparece casi 40 a os despu s del primero y a 20 del segundo en. 1981 considerando que en 1967 s lo unos cuantos a os despu s del segundo volu. men se publica La vida cotidiana en el mundo moderno. En un momento Lefebvre se ala que el tema de la vida cotidiana es de tal centralidad. en las sociedades contempor neas que ameritar a una revista que se publicara regu. larmente m s a n por los cambios acelerados que est n realizando las sociedades. actuales Advierte que no lo ha podido concretar en esos t rminos por problemas. editoriales pero igualmente su propia obra va apareciendo a lo largo de ese arco de. 40 a os ya mencionado, Las huellas de Lefebvre 41, Hacia una concepci n de lo cotidiano. En las primeras p ginas de La vida cotidiana en el mundo moderno Lefebvre ofrece. algunas pistas m s o menos enmascaradas acerca de su concepci n de vida cotidia. na En este sentido nos muestra que es posible construir este concepto entrando por. varios ngulos no necesariamente convencionales uno de ellos y al que recurre des. de un inicio es la literatura y dentro de sta escoge a un autor y una obra muy parti. culares como son James Joyce y Ulises, Por medio de esta obra muestra que lo cotidiano puede observarse en este caso. mediante la literatura en la trama de las 24 horas de un d a cualquiera y de un sujeto. cualquiera aunque particular Las 24 horas son lo cotidiano o mejor a n una de las. tantas formas que toma la cotidianidad As nuestro autor nos dice La historia de un. d a engloba la del mundo y la de la sociedad Lefebvre 1972 11 Indudablemente. estamos frente a una forma sencilla y clara de referir el enorme dilema sociol gico de. la relaci n micro macro La trama de un d a contiene fragmentos de la historia del. mundo o de la sociedad As mediante una c lebre narraci n de las 24 horas el 16 de. junio de 1904 en Dublin 1 Lefebvre va insinuando la presencia y emergencia de los. componentes de la vida cotidiana stos son el espacio el tiempo las pluralidades de. sentido lo simb lico y las pr cticas, El espacio se constituye de un tejido m s o menos denso de redes y ramificacio. nes Tiene aspectos objetivos y subjetivos Subjetivamente es el entorno de un. individuo y de un grupo es el horizonte dentro del cual se sit an y viven los in. dividuos Objetivamente se relaciona con lo durable Lefebvre 1961 233. El espacio constituye un referente un lugar como conjunto t pico topon mico. y topogr fico que es dotado de sentido por los sujetos y al mismo tiempo les. otorga sentido a los mismos actores En el caso considerado es la ciudad de. Dubl n o m s precisamente el rea m s deteriorada de la ciudad el rea de las. cantinas y los locales de apuestas delimitada por los canales per metro que. evoca una especie de mediterr neo fantasmag rico poblado con los ca ticos. desplazamientos de todos los personajes Pimentel 2001 192. Es importante destacar que el espacio de la vida cotidiana que nos presenta el. autor es el de las pr cticas de los actores est cargado de significados y tambi n. es delimitado En este espacio se incorpora la idea de l mite como una forma. de recortar no s lo desplazamientos cotidianos de los actores sino tambi n m. bitos de significaci n asociados a la experiencia que los actores tienen de dife. En realidad la extensa obra ni siquiera refiere a 24 horas sino al lapso transcurrido entre las ocho de. la ma ana y las tres de la ma ana del d a siguiente. 42 Revista Veredas, rentes porciones del espacio Esta forma de espacialidad de la vida cotidiana es.
muy cercana a lo que las geograf as existencialistas y el humanismo geogr fico. desde los a os setenta estudian a partir del concepto de lugar Tuan 1977 o. bien el de espacio de vida Di Meo 1991 De esta forma en Ulises cuando el. primer personaje el hombre com n el se or L Bloom est fuera de los l mites. de su lugar la zona deteriorada de Dubl n en l se personifica la figura del. desterrado o del exiliado Posiblemente lo parad jico de este tipo de territoria. lidad es que el sentido del destierro emerge dentro de la misma ciudad del suje. to Cuando el actor traspasa un l mite f sico que est cargado de sentido por las. experiencias ah vividas encarna la figura del desterrado por estar fuera de. su tierra en un territorio vac o de sentido para l En otras palabras traspas su. terrae cognita y entr en una terrae inc gnita 2 La ciudad Dubl n con su r o y. su bah a lugar de un momento presencia m tica ciudad concreta e. imagen de ciudad las gentes de Dubl n han modelado su espacio y son mol. deadas por l Lefebvre 1972 11, Las pluralidades de sentido Lefebvre incluye los sentidos como parte de la vida. cotidiana pero lo hace en t rminos de pluralidad sentidos que coexisten como. polifon a polisemia polivalencia Un ejemplo espacial de la polisemia de senti. dos se presenta en torno a los puntos cardinales desde un lugar que sigue siendo. Dubl n Consideremos el caso del Este Para el joven artista Stephen Dedalus 3. el Este visto desde Dubl n representa la liberaci n ya que se proyecta sobre el. continente europeo pero al mismo tiempo el Este tambi n representa el poder. pol tico y eclesi stico a trav s de las ciudades europeas constituidas en iconos de. esos poderes Par s Roma Londres Aun se podr a encontrar que el Este para. los irlandeses tradicionales tambi n representa un cosmopolitismo despreciado. precisamente por alejarse de lo propio del lugar Pimentel 2001 193. Nos referimos a terrae cognita y terrae incognita en el sentido que a estas expresiones le dio David. Cabe recordar que Bloom y Stephen Dedalus son los dos personajes masculinos principales de Ulises. y los dos vienen a representar al propio Joyce aunque el primero va tomando m s peso que el segundo a. medida que transcurre el periplo El primero Bloom es el hombre com n el peque o comerciante. jud o y el segundo Dedalus es el artista Sthepen Dedalus ya hab a aparecido en la obra previa de Joyce. El retrato del artista adolescente De hecho Ulises empieza donde termina El retrato del artista adolescente. Aunque hay una diferencia central entre una y otra obra y posiblemente por eso Lefebvre no refiere a El. retrato del artista adolescente sino a Ulises en la primera no hay transcurso no hay acci n y por eso no. hay narraci n El progreso es psicol gico porque se asiste al desarrollo de un individuo En cambio en. Ulises el tema es la vida cotidiana por eso hay narraci n y sta nos lleva por las calles de la ciudad de la. mano de Bloom errante en su ciudad rodeado de todos y siempre solo haciendo escala en todas partes. y prolongando su carrera hasta el final de la noche Mercanton 1999 15 Esta cotidianidad es la odisea. de Ulises es decir el periplo de Bloom La narraci n es fatigosa porque recrea con detalle el transcurrir. cotidiano caminar entrar en diferentes lugares interactuar con distintos personajes y seguir. Las huellas de Lefebvre 43, As para Lefebvre lo cotidiano siempre implica pluralidades de sentidos. asociados a puntos de vista que se pueden condensar en ciertos elementos espa. Lo simb lico Lefebvre tambi n concibe lo cotidiano a partir de conjuntos simb. licos Los s mbolos forman agrupaciones o constelaciones aunque no acepta. hablar de sistemas simb licos ya que reserva este concepto para las representa. ciones formalizadas y verbalizadas Cada conjunto de s mbolos va unido a una. tem tica En reiteradas ocasiones insiste en diferenciar el s mbolo del signo y m s. a n de la se al El s mbolo implica una comunidad que lo reconoce es. connotativo y no denotativo Son s mbolos el mar el sol la monta a el r o Uno. de los rasgos m s importantes para reflexionar el s mbolo en la vida cotidiana es. su eficacia emocional directa El s mbolo atribuye una naturaleza o un mismo. car cter a dos seres o dos cosas diferentes en apariencia y en realidad pero que. por efecto del s mbolo son menos diferentes en apariencia que en realidad El. s mbolo identifica parcialmente a dos seres evoca a uno a partir del otro Lefebvre. 1961 287 Una vez m s en Ulises aparece esta concepci n de lo simb lico que. Lefebvre retoma Por ejemplo Lo femenino se significa en el elemento fluido. tiene por significado el r o el agua Pero cuando dos lavanderas cuentan la. historia del r o ste de significado pasa a ser significante Lefebvre 1972 13. El tiempo lo cotidiano no podr a prescindir del tiempo Por un lado para Lefebvre. el tiempo social es la permanente intersecci n de tiempos lineales y tiempos. c clicos los primeros derivan de la tecnolog a el conocimiento y la racionalidad. los segundos de la naturaleza Lefebvre 1961 233 A esta intersecci n la llam. ritmoan lisis No obstante la introducci n de la temporalidad se torna m s com. pleja ya que los tiempos lineales y c clicos son vistos en varias escalas que operan. simult neamente y est n incrustadas unas dentro de las otras Los ciclos est n. dentro de procesos acumulativos lineales en los cuales hay discontinuidades y. continuidades, Hay un tiempo vivido o cotidiano el ciclo de las 24 horas es el tiempo de las. pr cticas de los individuos el del transcurrir constante Ese tiempo cotidiano que. lleva consigo lo c clico de la repetici n la evocaci n y la resurrecci n tambi n. est imbricado en un tiempo c smico que proviene de los ritmos de la naturale. za Simult neamente este tiempo cotidiano est dentro de un cierto tiempo. hist rico que a su vez est inserto en un devenir hist rico. Las pr cticas sociales como praxis para Lefebvre las pr cticas sociales son con. cebidas como totalidad social Por eso rechaza la noci n de hacer ya que la. considera estrecha se presta a ser entendida como simples operaciones indivi. duales Su concepto de praxis integra distintos niveles desde el nivel biofisiol gico. hasta el nivel formal y abstracto de los s mbolos la cultura las representaciones. 44 Revista Veredas, las ideolog as Hace muchas distinciones entre tipos de praxis pero una de las. m s relevantes es entre praxis repetitiva y praxis inventiva o creativa La prime. ra contribuye a reproducir el mundo contribuye a su estabilidad sin ser necesa. riamente alienante Las repeticiones pueden ser mec nicas c clicas peri dicas. Lefebvre 1961 244 La segunda produce una transformaci n de la cotidianidad. Entre ambas hay una relaci n permanente aunque no en t rminos de equilibrio. En esta concepci n de la vida cotidiana tambi n hay un inter s claro en destacar. que lo cotidiano no son las pr cticas incluso no son las pr cticas con sentido sino son. los encadenamientos y los conjuntos que integran que adem s es lo que permite su. repetici n Lo cotidiano son los actos diarios pero sobre todo el hecho de que se. encadenan formando un todo Lefebvre 1981 8 Lo cotidiano no se reduce a la. suma o el agregado de acciones aisladas como el comer el beber el vestirse Es. necesario ver el contexto de estas acciones las relaciones sociales en las cuales toman. lugar sobre todo porque su encadenamiento se efect a en un espacio social y en un. tiempo social Lefebvre 1981 8 Estos encadenamientos y el todo que integran es. Las huellas de Lefebvre sobre la vida cotidiana Alicia Lind n Villor a Profesora investigadora Departamento de Sociolog a UAM Iztapalapa miembro del Sistema Nacional de Investigadores 40 Revista Veredas complejo nunca podr a caber en la limitada visi n de ofrecer una definici n aunque s innumerables pistas En el segundo apartado analizo la relaci n entre lo cotidiano y la

Related Books

Matrimonio y Derecho en el Burlador de Sevilla

Matrimonio y Derecho en el Burlador de Sevilla

Pero tambi n el estudio tirsiano en El burlador de Sevilla se sit a como ratificaci n de la norma m s destacable del Decreto de Trento la abolici n de la validez del matrimonio clandestino y del presunto o promesa de matrimonio seguido de c pula Tirso sit a la acci n en tiempos de Alfonso XI 1312 1350 presentando en escena hasta tres burlas de promesas de matrimonio

El Burlador de Sevilla y la dial ctica de la dualidad

El Burlador de Sevilla y la dial ctica de la dualidad

El Burlador de Sevilla y la dial ctica de la dualidad Francisco Ruiz Ram n Vanderbilt University El texto de El Burlador de Sevilla y Convidado de piedra lejos de ser un texto des cuidado o improvisado refleja una precisa y clara estructura cuyo recurso fundamental de configuraci n es el principio de bipolaridad el cual organiza a varios niveles formal ideol gico o m tico las

El burlador de Sevilla el hero smo discreto de Catalin n

 El burlador de Sevilla el hero smo discreto de Catalin n

El burlador de Sevilla el hero smo discreto de Catalin n 365 Juan tem a morir pues no sab a nadar era l quien se ahogaba y en su mente queda grabado el miedo solo el miedo ya perd todo el recelo que me pudiera anegar 617 18 confiesa a Tisbea sinti ndose a salvo Medio desvanecido durante el salvamento don Juan acabar a por desmayarse de miedo al alcanzar el anticl max

TIRSO DE MOLINA EL BURLADOR DE SEVILLA UN AN LISIS

TIRSO DE MOLINA EL BURLADOR DE SEVILLA UN AN LISIS

TIRSO DE MOLINA EL BURLADOR DE SEVILLA UN AN LISIS ORGANIZACI N DRAM TICA DEL BURLADOR DE SEVILLA Las aventuras del don Juan en escena cominzan en el palacio de N poles con el enga o de la duquesa Isabela a la que goza havi ndose pasar por el duque Octavio gal n de la dama Empieza la comedia con la despedida nocturna del burlador y el descubrimiento de la burla A los gritos de

EL BURLADOR DE SEVILLA WordPress com

EL BURLADOR DE SEVILLA WordPress com

El burlador de Sevilla y convidado de piedra El escritor vend a la obra manuscrita al director de la compa a autor Tras la explotaci n en el teatro la publicaba en colecciones de sus comedias Partes que conten an unas 12 Posible que el librero imprimiera sin permiso del escritor probablemente con modificaciones del director y o de los actores Si el autor no era famoso el

OLYMPUS XA Instructions EN

OLYMPUS XA Instructions EN

MAIN SPECIFICATIONS OLYMPUS XA Camera type 35mm rangefinder electronic lens shut ter camera Film format 35mm standard cassette 24 x 36mm Lens F Zuiko 35mm F2 8 6 elements in 5 groups Shutter Electronic between lens shutter Viewfinder Bright frame finder 0 55x Shutter speed readout and over exposure warning zone visible in finder

iSCSI Boot Configuration Manual

iSCSI Boot Configuration Manual

In this manual we use some pictorial indications They are marks for using this product safely and preventing you and other people from suffering dangers nor damages Indication and it s meaning of the marks are as following Please read and understand them well If you ignore this warning and handle incorrect there is possibility that causes serious injury or death Cautio If you ignore

FCoE Boot Configuration Manual

FCoE Boot Configuration Manual

In this manual we use some pictorial indications They are marks for using this product safely and preventing you and other people from suffering dangers nor damages Indication and it s meaning of the marks are as following Please read and understand them well If you ignore this warning and handle incorrect there is possibility that causes serious injury or death Cautio If you ignore

SAFETY MANUAL Flowserve

SAFETY MANUAL Flowserve

SAFETY MANUAL Limitorque MX Electronic Actuator FCD LMENIM2350 02 AQ 05 16 Limitorque MX Electronic Actuator FCD LMENIM2350 02 AQ 05 16 2 FLOWSERVE PROPRIETARY INFORMATION Use or disclosure of this information is subject to the restrictions on the title page of this document Contents 1 Scope 5 1 1 System Overview 6 2 Safety Integrity Level SIL 7 2 1 Failure Rates Failure Modes 7 2 1 1

ATIP Avenir Program 2013 Applicant s guide

ATIP Avenir Program 2013 Applicant s guide

HOW TO FILE A PATENT IN LUXEMBOURG AN APPLICANT S GUIDE

HOW TO FILE A PATENT IN LUXEMBOURG AN APPLICANT S GUIDE

AN APPLICANT S GUIDE 1 What is a patent page 4 2 What can be patented pages 5 to 6 Question No 1 Is it an invention Question No 2 Is the invention novel Question No 3 Does the invention involve an inventive step Question No 4 Is the invention open to industrial application 3 Who can get a patent page 7 4 How do I file a Luxembourg patent application pages 8 to 10 4 1 Where